martes, 24 de marzo de 2009

EL CAMINANTE....

Un niño en su caminar se hizo hombre; ya hombre, seguía caminando, y a su paso decía que cómo él no había nadie que pudiera conocer todos los caminos. Era por ello que en cada pueblo, fascinados los habitantes con sus descripciones, llegaban a considerarlo un sabio.Y sucedió que al ir por la ribera de un río, una Voz le preguntó:
"Pequeño Hombre, ¿por qué te ufanas tanto?"
Asombrado de no ver a nadie, lanzó sus palabras cual red en pos de quien hablaba: "¿Quién eres que no te veo?"
Y la Voz dijo: "Soy el agua de mil corrientes y vengo de otras tantas cascadas".
A lo que el caminante, con una sonrisa complaciente, exclamó: "Para escucharte mejor iré hacia ti, pues conozco todos los caminos.
"-Se adentró al rió y luego continuó- : "Ya estoy aquí, ¿qué es lo que decías?"Pero la Voz entonces vino de una nube y le volvió a preguntar:
"Pequeño Hombre, ¿por qué te ufanas tanto?"
El hombre, un poco inquieto, alzó su mirada y la aunó a su voz: "Ese camino hacia ti no lo conozco, es necesario que bajes para que te escuche.
"Entonces la Voz vino de adentro de él: "¿Así esta bien?
"No; porque para platicar contigo, no puedo ir hacia adentro de mi mismo.
La Voz le hizo saber: "Si no puedes elevarte por encima de la montaña y si tampoco sabes caminar dentro de ti mismo, ¿por qué entonces te ufanas de conocer todos los caminos?"


AUTOR: EMILIO ROJAS DEL LIBRO: PEQUEÑO HOMBRE

2 comentarios:

darYrecibir dijo...

preciso, conciso, hermoso, gracias!!

© project li.la ∞ dijo...

Qué lindo está tu blog, muchas gracias ;)!!
mucha LUZ para tu Corazón !!!