miércoles, 26 de marzo de 2008

Meditación Recibir y Tomar de la Llama Violeta

Preparación para el Recibir:
Siéntate relajado, sin cruzar piernas ni brazos, con los pies bien apoyados en el suelo. Cierra los ojos y realiza tres respiraciones profundas. Dispone tu mente y corazón para recibir los beneficios de esta Llama Divina.
Haz tu oración a tu Ser Espiritual (Jesús, la Virgen, Usui, Sai Baba, San Germán, etc) para que te proteja y te guíe en esta meditación e invítalo a que te muestre el poder de esta llama en tu vida para curarte y satisfacer tus propias necesidades o la de los tuyos.
Imagínate que estás dentro de un tubo de luz blanca azulada. Invoca nuevamente la protección de tu Guía Espiritual.Concéntrate en visualizar la Llama Violeta. Vete dentro de una hoguera de fuego color violeta. Ve las llamas ondulando en interminables tonos de violeta con graduaciones de púrpura y rosa.Tu cuerpo se ha vuelto transparente, las llamas suben por tu cuerpo desde los pies a la corona. Siente la vibración y vitalidad de la llama. Visualiza mientras concentras tu visión en tu tercer ojo entre las cejas.


Limpieza del cuerpo físico.

Ve ahora que esta llama se ha transformado en una esfera. Nota también que su color se ha transformado en un púrpura profundo de limpieza y protección. Empieza a penetrar cada célula de tu cuerpo. Ve pequeñas esferas de llama violeta sobre cada uno de tus órganos, removiendo negatividad.

Concéntrate ahora en la parte de tu cuerpo que te duele. Contempla una luz violeta penetrando en el órgano y trayendo nueva vitalidad y salud. Mira como esta materia oscura de energía negativa está siendo trasmutada en una luz dorada al contacto con la llama.
Imagina salud e integridad en tu cuerpo, rechaza cualquier enfermedad y dolor y elimina cualquier químico y polución de drogas.Ve cómo entre órgano o sección de tu cuerpo en que encontraste alguna sensación dolorosa está siendo restaurado y perfeccionamiento. Ve cómo otros órganos están más sanos y vibrantes.

Limpieza mental y emocional.

Con el poder de tu imaginación transforma el color de tu Llama Violeta en un rosado de compasión y perdón mientras te mantienes en la esfera. La llama rosa suavemente estrecha todo tu ser. Si deseas no haber hecho algo, piensa en esto ahora, vívidamente recrea estos recuerdos. Entrega estos indeseables recuerdos a la llama rosa, deja que el reproche, la culpa y la vergüenza caigan en la llama. Hazlo con el deseo más ferviente por compasión y perdón. Exprésale, desde tu corazón, a tu Guía Espiritual, tu profundo deseo de nunca hacerlo de nuevo, y si crees que ya has aprendido la lección, dile que no ves razón alguna para mantener esta carga por más tiempo. Sufrimiento infantil, otras deudas de pasadas reencarnaciones, cualquier pensamiento, dalas a la llama, hoy tú eres una persona diferente, tú no necesitas estas pruebas por más tiempo. Reza para obtener compasión, con la mayor sinceridad, al Dios de tu corazón.

Perdona a cualquiera que te ha hecho daño, sin ningún sentimiento negativo de ira, odio o aún ligeras antipatías hacia ellos.Haz ahora que tu Llama Violeta se torne en una llama índigo con matices en azul para purificación y transformación finales.Siente el amor de Dios en tu entero ser. Siéntete protegido, no mas miedos, ni fobias, no mas la impresión de abandono y soledad. Suelta esa cólera e inquietudes.Aquí tú has encontrado todo tu ser en el lugar y momento oportunos.

Disuelve la esfera y observa un pilar de luz blanca y dorada de arriba entrando en el tubo de luz que formaste al comienzo y entrando en tu chakra de la corona. Esta luz suavemente desciende por tu cabeza, baja a tu garganta…, baja a tu pecho…, y entra en tu estómago. Continúa descendiendo hasta llenar todas tus extremidades. Ahora se dispara hacia afuera a través del plexo solar y te envuelve en una burbuja de protección.

Curación del Planeta y sus habitantes, el Dar

Con la ayuda de tu Guía Espiritual irradia la energía que tú has concentrado durante la visualización para curar la Tierra.Envía también esta energía a los seres queridos con tanta necesidad de ayuda física, mental o emocional. Da al planeta y sus habitantes algunas de las bendiciones que tú haz recibido hoy.Luego, desde tu corazón, da las gracias a tu Guía Espiritual por haberte guiado y protegido durante esta meditación y comienza a sentir tu cuerpo físico, hasta finalmente abre tus ojos.Inyecta la Llama Violeta en todos los malos hábitos y mira como desaparecen gradualmente gracias a su uso regular. Si no te gustas o lo que ves en otras personas, utiliza la Llama Violeta y observa como las situaciones se modifican.

No hay comentarios: