miércoles, 26 de marzo de 2008

DIEZ PREGUNTAS PARA AYUDARTE A DECIDIR

¿QUÉ ME HARIA FELIZ?


Ten en cuenta toda tu vida, no un aspecto concreto (aunque si crees que eso es algo que te supera, puedes centrarte en un único aspecto). Intenta centrarte en alguno de los ámbitos más importantes de la vida: la familia, los amigos, el amor, el trabajo, el ocio, las finanzas, la salud, la política, la comunidad, la espiritualidad o el crecimiento intelectual. Piensa en ellos por separado y anota o di en voz alta lo que se te ocurra sobre lo que quieres incluir en tu felicidad.



¿POR QUÉ CREO QUE ESO ME HARÍA FELIZ?


Observa todas tus elecciones y reconsidéralas a la luz de esta pregunta. Si no logras hallar una respuesta que te satisfaga, puedes o bien eliminar de la lista aquello que estés reconsiderando o bien cambiarlo del modo que te parezca. A menudo sucede que lo que creemos querer no es lo que en realidad queremos. Esta pregunta te será de ayuda para penetrar en la verdad de lo que realmente deseas, que suele ser algo relacionado con obtener más libertad, un mayor crecimiento o más alegría.



¿POR QUÉ ES AHORA TAN IMPORTANTE PARA MI?


Esta pregunta te permitirá ordenar por prioridades lo que deseas y concentrarte en primer lugar en lo que te aportará más satisfacción de forma inmediata.



¿EN QUIEN ME CONVERTIRÉ SI LO LOGRO?


Cierra los ojos y visualízate pensando, hablando y actuando de la forma en que sabes que lo harás cuando tu sueño se haga realidad. Entonces formúlate la pregunta, intenta determinar en qué te convertirás. Piensa en el papel que has creado y piensa si se ajusta a tu forma de ser. Si es así, sigue adelante, si no, revisa las preguntas anteriores.



¿CÓMO ME COMPORTARÉ CON LOS DEMÁS SI LO LOGRO?


Si lo que has elegido hace que te conviertas en alguien más divertido, relajado, comprensivo o generoso, probablemente querrás seguir adelante. En cambio, si hace que estés más a la defensiva o seas más quisquilloso, crítico o distante, tal vez quieras replanteártelo.



¿CÓMO SE BENEFICIARÁN LOS DEMÁS DE ELLO?


Una vez sepas cómo vas a llevarte con los demás, es importante que veas si lo que deseas va a ayudarlos de algún modo a crecer o a sentirse más libres o alegres. Si es así, sentirás que es mucho más justificado que trates de hacer realidad tu sueño y abordarás la experiencia con más entusiasmo.



¿A QUIEN CONOZCO QUE POSEA LO QUE YO ANHELO (O ALGO PARECIDO)?


Esta pregunta resulta útil para hacerte ver que lo que deseas es posible. También puedes usar esta pregunta para modificar tu sueño y evitar algunos de los errores que consideres que la persona en la que te fijes cometió. Aprendemos mucho mejor las cosas si las aprendemos de los demás.



¿A QUIEN ACEPTO, PERDONO O QUIERO EN MI SUEÑO?


Asegúrate de que tu sueño te lleva por la senda del amor de alguna forma que sea importante para ti. Te daré una pista: la persona a la cual aceptes, perdones o quieras puedes ser tú mismo.



¿CUÁNDO QUIERO QUE SUCEDA?


Hay gente que detesta los cambios bruscos, y otros quieren que las cosas cambien al instante. Sólo tú sabes lo que es mejor para ti. Piensa en varias situaciones y fíjate en cómo hacen que te sientas. Elige la que consideres que encaja mejor contigo; luego siempre estás a tiempo de modificar tu sueño y de cambiar su ritmo, si así lo deseas.



¿DÓNDE ACABARE SI MI SUEÑO SE CONVIERTE EN REALIDAD?


Observa tu sueño de forma completa, con todo lo que quieres que contenga. Utiliza los cinco sentidos para que su imagen sea real. ¿Quién te acompaña? ¿Qué es lo que piensas, dices o haces?¿Qué ropa llevas? ¿Dónde vives? ¿Qué comes y bebes? ¿Qué es lo que ves en términos de texturas, colores, objetos, luz u oscuridad? ¿Qué tipo de sonidos o palabras oyes? ¿Qué aromas hay en el aire? Y lo más importante ¿Cómo te sientes? Si te sientes bien ¡adelante!

No hay comentarios: