miércoles, 26 de marzo de 2008

Bordado

Cuando yo era pequeño,mi madre a menudo bordaba. Yo me sentaba a sus piés, la oservaba desde el suelo y le preguntaba qué estaba aciendo, a lo cual respondia que estaba bordando. Entonces yo le decia que desde donde me encontraba, aquello parecia un lio. Como desde el piso yo veia su trabajo limitado por el pequeño bastidor redondo que sostenian sus manos, me le quejaba de que realmente desde donde yo estaba eso parecía muy confuso.Ella sonreia, me miraba y me decia cariñosamente:Hijo mío, tu sigue con tu juego por un ratito y cuando yo haya terminado mi bordado,te sentare sobre mi falda y te lo dejare ver desde mi lado.”

Yo me preguntaba por qué ella usaba algunos hilos oscuros a la par de los claros y por qué todo parecia tan confuso desde donde yo me encontraba.Asi pasaban algunos minutos hasta que oia la voz de mama diciendome:“Hijo, ven ahora y sientate en mi falda.” Cuando lo hacia, quedaba sorprendido y conmobido a la vista de una ermosa flor o de una puesta de sol. No podia creerlo, porque desde abajo había parecido tan desprolijo. Entonces mama me decía: “Hijo mio,desde abajo parecia desprolijo y confuso, pero tú no percibias que sobre el derecho de la tela habia trazado un boceto previo que era un dibujo y que yo no hacia mas que seguirlo. Ahora miralo desde mi lado y veras lo que estaba haciendo.

”A lo largo de mi vida muchas veces levante la mirada y dirigiendome a mi Padre Divino le dije: “Padre,¿qué estas haciendo?” Y Él me respondia: “Estoy bordando tu vida.” Por mi parte digo: “Pero para mi es un lio, parece tan confuso, los hilos se ven tan oscuros. ¿Por qué no pueden todos ser de colores claros?”El Padre parece estar diciendome: “Hijo mío, tú sigue cumpliendo tu tarea QUE ES MI TAREA y un día te traere al cielo y te sentare sobre mi falda y verás el plan desde mi lado.”

No hay comentarios: